La clase de 1º C del castra Caecilia tiene el placer de comunicaros que en estos día hemos sido padres y madres de 5 preciosos pollitos.
Todo comenzó hace casi un mes cuando el papá de una alumna nos trajo una incubadora con algunos huevos. Nos explicó que había que meterlos dentro, controlar que estuvieran durante 21 días a una temperatura de 37.5ºC y que tuvieran siempre agua debajo porque necesitan humedad. Cada día que iba pasando lo hemos ido apuntando en la pizarra, con lo que la expectación fue creciendo a medida que pasaban los días. El martes, 21 de febrero tuvimos a nuestro primer pollito “Cecilio” y además había otros 4 rompiendo el cascarón. Ese día la emoción fue grande en la clase e incluso se transmitió a las otras clases de 1º y de 2º. Por la tarde el padre de Paula nos trajo comida y un cajón con una luz. Ahí hemos tenido a los pollos según iban naciendo. Hemos tenido en clase a estos amigos hasta ayer. Los niños entienden que tienen que estar en el campo así es que se han ido a Roturas, lugar del que vinieron esos huevos.
Ha sido una experiencia muy positiva. Me quedo con las caras de inmensa alegría de los niños y niñas de 1º C. Os dejo un poquito de esa experiencia.