El lenguaje de aula en los primeros niveles de Primaria estará siempre apoyado por recursos visuales y lenguaje no verbal. Además las órdenes y rutinas serán claras y guiadas por el maestro, quien utilizará de forma general un lenguaje natural paralelo al proceso de aprendizaje de la lengua materna, no forzado, sin adaptarse artificialmente al lenguaje infantil.

En el Primer Ciclo de Educación Primaria el lenguaje ha de ser fundamentalmente oral, con gran cantidad de ayuda visual y lenguaje no verbal, introduciendo gradualmente el lenguaje escrito, comenzando con actividades de asociación sencillas, y facilitando la comunicación de mensajes reales y naturales.

De una manera paulatina se priorizará la enseñanza-aprendizaje de la lecto-escritura en lengua extranjera con la intención de formar futuros lectores y creadores de lenguaje desde la comunicación real y la negociación de significados.

Los períodos de silencio serán respetados puesto que forman parte esencial del proceso de aprendizaje de una lengua, sea materna o no. Estos períodos son vitales a nivel cognoscitivo y su superación implica reajuste y mayor rapidez de asociaciones mentales ayudando a que el llamado filtro afectivo sea más alto.

El tratamiento del error así como la interferencia de la lengua materna sobre la segunda lengua se entenderán como parte natural del proceso de enseñanza aprendizaje. Se impone por lo tanto conocer y adelantarse al error (calcos, generalizaciones…) para que su corrección sea comprensiva y se evite así el rechazo por parte de los alumnos.

Implicaremos a la Comunidad Educativa desde un primer momento: profesorado, familias, Consejo Escolar, AMPA, entorno próximo… proporcionando una información clara y precisa de lo que supone el proyecto bilingüe y dando respuesta a las dudas y temores que puedan surgir. Requeriremos su apoyo para la realización de diferentes actividades y estaremos abiertos a cualquier sugerencia que nos presenten.

Quincenalmente tenemos reuniones de coordinación bilingüe entre los profesores especialistas en inglés. Además la coordinadora bilingüe forma parte también de la comisión de coordinación pedagógica (CCP)

Estas reuniones de coordinación son fundamentales para que realmente exista una unidad de criterios que han de trabajarse por parte de los distintos profesores.